Christie's consigue 18 récords en una sola subasta

La industria del arte volvió a vivir una jornada de gloria después del éxito alcanzado en la última subasta de la Casa Chris­tie's, donde más de 18 artistas consiguieron batir sus propios récords y cuya recaudación total ascendió a 157,4 millones de dólares. Bajo el epígrafe de Arte contemporáneo y de posguerra , la famosa institución puso a la venta 70 obras de artistas de renombre, de los cuales tan sólo cuatro quedaron sin comprador.

La joya de la puja fue el cuadro Homenaje a Matisse , pintado por el expresionista abstracto Mark Rothko, que consiguió pasar a la posteridad como la obra más cara pintada tras la Segunda Guerra Mundial, después de que un comprador anónimo la adquiriera por 22,4 millones de dólares. El lienzo, de dos metros y medio de alto, recrea el movimiento a través de la contraposición del calor y el frío, ilustrados con los colores naranja y azul. Además de su valor artístico, la obra era una de las favoritas de Rothko, quien siempre confesó haberla utilizado como «altar» el día de su boda.

Otro de los grandes protagonistas de la subasta fue el popular cuadro In the car , pintado en 1963 por el icono pop Roy Lichtenstein. La obra alcanzó los 16,2 millones de dólares, lo que superó las expectativas de los especialistas, quienes habían calculado un máximo de 16 millones, y multiplicó por dos la anterior marca del artista, de siete millones de dólares. También con dos dígitos cambiaron de dueño el cuadro Estudio para un Papa I, de Francis Bacon, que recaudó diez millones de dólares, y una obra Sin título de Willem de Kooning, vendida por el mismo precio.

«Pop art»

La lista de récords la completaron artistas como Bill Viola, Kiki Smith, Francis Bacon o Andy Warhol. El inventor del pop art conseguía subirse al podio gracias a la obra One Dollar Bill , vendida como el trabajo en papel más caro del artista, por 1,2 millones de dólares. A pesar de los grandes nombres de esta «subasta excepcional», en palabras del presidente de la filial americana de Christie's, Christopher Burgge, la gran sorpresa de la puja fue la venta de una fotografía de Richard Prince, de la serie Cowboys, que consiguió alcanzar los 1,2 millones de dólares. Esta sería la primera ocasión en la historia de la fotografía en que un comprador rebasase el millón de dólares por un trabajo en negativo.

Los responsables de la subasta alardearon de éxito: «18 récords son un récord en sí mismo».

Tatiana López

Regresar

ArteJoven.com Derechos reservados, 2003 / 2007 info@artejoven.com Website creado por:
Elefante Producciones Electrónicas www.o---o.com